Recuerdos de Ferrol (1952-1968): Carlos Ocampo, Luis Ocampo y Fernando Ocampo

Siendo muy niño, quizás con 8 años, íbamos de vez en cuando a casa de Carmen Ocampo. En realidad, ella no se apellidaba así, sino su marido, Carlos, mayor que mi padre y que ya ha fallecido. Un hermano de Carmen, a quien nunca vi, trabajaba en la embajada de España en Portugal. La madre de ambos, doña Angelita, a quien recuerdo baja, ancha, vestida de señora mayor y muy amable, vivía con Carmen y su familia cerca de la iglesia de San Julián. Tenían una sala con una mesa camilla, en la que oí por primera vez el ruido de cortar una tela con tijera, apoyada la primera en la mesa y marcada con una especie de tiza para saber por dónde cortar. Recuerdo haber ido cuatro o cinco veces, y me gustaba porque Fernando -algo mayor que yo y que acabó trabajando toda su vida en el Banco Pastor- era y fue siempre una persona muy amable que, además, me prestaba para leer allí un gran tesoro: la colección encuadernada del Capitán Trueno. Fernando tenía un hermano menor llamado Luis.

Poco después (quizás con 12 años) supe que Carmen estaba muy mal desde hacía tiempo. Un día llamó mi padre por teléfono, cosa rara, habló con mi madre que apenas respondió monosílabos antes de colgar. Fue la primera vez que la vi llorar. Quería mucho a Carmen, y de hecho siempre creí -no sé si con razón o no- que por aquellos años era su mejor amiga.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

%d bloggers like this: