Recuerdos de Huesca (1968-69): Siempre con la pirámide

hues1

Esta foto pertenece a la misma serie que las anteriores. La pirámide era el fondo recurrente, de manera que nadie se fotografiaba en ningún otro lado. De izquierda a derecha, Máximo Pérez Viana, yo, desconocido, Ruiz, un murciano (persona triste), desconocido. En Huesca comí muchas veces carne de caballo, cuyo sabor no era muy distinto del de vaca, pero mucho más correosa. No tengo un recuerdo especialmente malo de la comida, que era aceptable para el millar de alumnos que éramos, repartidos en tres colegios. El nuestro -el 3- era el de aspirantes a ingenieros técnicos químicos, y su director era Enrique, buena persona que me prohibió ir con unos pantalones vaqueros con flecos indios abajo de todo. Eran tiempos en los que nos habían dado hasta un pequeño uniforme (pantalón, gersey…). Mi número de alumno era el 727.

Ese primer trimestre, cuando fue hecha la foto, me aburrí. Me dediqué a escribir cartas a los amigos de Ferrol. También falleció José Manuel, un chico de 19 años al que una ola se lo llevó por Doniños o San Xurxo, y su muerte me impresionó. Era amigo de Natalio Arnoso Gómez (Nali, mi profesor de pintura) y aunque no había tenido mucho trato con él, siempre fue encantador conmigo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

%d bloggers like this: