Recuerdos de Ferrol (1952-1968): El hotel Solymar en Miño

miño1

miño2

Allá por 1958 vinieron por primera vez a Galicia Jacques y Denisse Betoleaud, de quienes hablé en otra ocasión en este mismo blog, los primeros turistas extranjeros que vi en mi vida y gente a la que aprecié. Mi padre les buscó alojamiento en el hotel Solymar de Miño (A Coruña), donde estuvieron una temporada. Yo dormí allí una noche, compartiendo habitación con Jean Ives, uno de los hijos, que tenía una serpiente auténtica y muerta (supongo que sería una de las pieles que mudan, la llamada camisa) que me daba pánico y que desapareció de la habitación. Allí vi por primera vez los comics, creo que Las aventuras de Tintin, tan distintos formalmente de los chistes (así se llamaban entonces) nuestros, en papel mucho peor y por lo general sin color. Me parecieron raros, y mi padre llegó a la conclusión de que tenían “un sentido del humor muy distinto del nuestro”. A la hora de marcharse la factura fue escandalosa según mi padre, que recuerdo que quería protestar a toda costa porque eso no era lo pactado, pero Jacques sonrió y le pareció bien. Sin duda porque cobraba mucho más que un español.

El Solymar desapareció como hotel y hoy es una vivienda privada. Eso sí, el encanto desapareció: no es el único edificio al final de una playa salvaje y tranquila. Hoy está rodeado por monstruos y adefesios propios de la especulación que está dejando a Galicia convertida en un parque temático del cemento y el ladrillo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

%d bloggers like this: