Recuerdos del Sahara: Mi primer viaje, con un solo pantalón y sin casi ropa de abrigo

Mi primer viaje al Sahara, en 1988, fue sin duda una recompensa a la gran cantidad de horas y de esfuerzo que yo había hecho en la redacción, trabajando jornadas interminables. Tenía una imagen idílica del Sahara, peliculera, de mucho calor. Así que me fui prácticamente sin abrigar (y el termómetro baja a 0º porContinue reading “Recuerdos del Sahara: Mi primer viaje, con un solo pantalón y sin casi ropa de abrigo”