Recuerdos de Huesca (1968-1969): Otra foto de antes de que la guardia civil tuviera a bien perseguirme medio campo de fútbol

hueska

Otra foto más del partido de fútbol al que asistí en 1969 en Sangüesa y en el que acabé con un guardia civil corriendo detrás de mí cinto en mano. Yo soy el 6ª por la izquierda, con gorrito y bufanda. El 6º por la derecha es Saturio Maderuelo García.

Advertisements

Recuerdos de Gran Bretaña (1974-hasta hoy): Un Morris con champiñones

morris0001

En agosto del 78 hice en mi fabuloso R-5 azul un viaje por todo el norte de Europa. Lo dejé en Calais y pasé en transbordador, para ir luego a Reading a ver a mis buenos amigos Phil y Lynne. Un par de días de los que sólo recuerdo la cocina de su piso -con un sistema para preparar las tostadas matinales que entonces era muy original y no existía en España- y su Morris, un viejo y fantástico coche con partes de madera. Entre esa madura y las ventanillas de atrás se había acumulado tierra durante muchos años y allí crecían pequeños… ¡champiñones! En la foto, mis amigos, yo y, claro, el Morris.

Recuerdos de Nicaragua (1983): Ante todo, formalidad

nica0001

Los campesinos siempre fueron los grandes perdedores en América Latina. Descendientes de las poblaciones autóctonas, vivían en la miseria. Eso no era una excepción en la Nicaragua de principios de los 80, cuando yo aparecí por allí. Logré acudir a un acto de entrega de tierras en Pancasán, sitio simbólico de la lucha contra la dictadura somocista. En el fondo, no logré captar la profundidad del acto. Había que entender aquellos rostros que habían sufrido durante medio milenio y quizás más. Para mí fue un acto formal, pero seguro que hay mucho más allá de lo que vi. Eso sí, las formalidades se cuidaron, como demuestra la fotografía.

 

Recuerdos de Huesca (1968-1969): La Pirámide, una vez más

1

En alguna ocasión he dicho que la Pirámide era el icono de la Universidad Laboral donde pasé un año interno, un año del que tengo un recuerdo más mítico que agradable. Lo cierto es que tan sólo fuimos dos o tres veces al interior, y las fotos nos las hacíamos fuera, rodeados de la nada porque Huesca -que hoy se ha extendido hasta allí- quedaba antes a tres kilómetros. En la foto superior, segunda fila, yo, Claudio Jerez Díaz y desconocido. Abajo, desconocido y creo que Ruiz, de Pamplona. En la inferior, yo al fondo y el primera línea Sebastián Oliva (de Alcantarilla), Claudio Jerez Díaz, desconocido y Máximo Pérez Viana.

2

 

Recuerdos de Ferrol (1952-1968): Las baldosas de mi portal

casa10001

Me parecieron horrorosas. Ahora, muchos años después, encuentro unas fotos de la casa donde nací y viví, entonces Avenida del Generalísimo (¡faltaría más!), hoy Estrada de Castela e históricamente Carretera de Castilla. Y lo que muestra la imagen que adjunto son las baldosas del portal. Y lo cierto es que ahora me parecen raras, bonitas y con gusto.

 

Recuerdos de Huesca (1968-1969): Haciendo el moro ante la Pirámide

1a

En otras ocasiones me he referido a la pirámide que remataba la Universidad Laboral de Huesca, un edificio bien diseñado, no sé si bien construido, y con una cierta elegancia. No la visitamos muchas veces, y como además estaba en obras en el exterior nos tenían controlados para que no hiciéramos el Tarzán. pero un día hicimos el moro, y allá nos fuimos un grupo en un juego entonces inocente del todo y que hoy sería políticamente incorrecto, activador de instintos fanáticos, insultante para algunos, burlón para otros… ¡Que les zurzan a quienes piensen así!

Yo soy el primero por la izquierda, de rodillas. En esa misma fila, el primero por la derecha es Máximo Pérez Viana, con quien me llevé muy bien. De pie, de izquierda a derecha, Saturio Maderuelo García, ???, Juan Luis Martín Reyes, ????

 

Recuerdos de Huesca (1968-1969): En el castillo de Loarre con dos encantadoras chicas

h1

 

De izquierda a derecha, yo, Laura Santolaria Castrillo, Saturio Maderuelo, Mary Carmen y Delfín Martínez Oñate. La foto está tomada en la primavera de 1969 en el castillo de Loarre, cuando fui la única vez en mi vida con otros tres compañeros de la Universidad Laboral de Huesca. Las chicas eran las que enseñaban la fortaleza. No recuerdo mucho de esa jornada, pero lo que recuerdo lo tengo clarísimo. Fue muy grato. A Laura la localicé ahora en Facebook, a Saturio ya hace unos pocos años, pero me gustaría saber qué fue de Delfín -me llevé muy bien con él- y de Mary Carmen, que sé que se fue a Barcelona.